Cologno Monzese

27 Ottobre 2001

 

 

BIBLIOTECAS  SCONFINANTES.
La experiencia de las bibliotecas de la Diputación de Barcelona

Núria Ventura

 

Las bibliotecas públicas están experimentando importantes cambios en los últimos años: las necesidades de información y formación permanente de los ciudadanos, la incorporación de las nuevas tecnologías, la importancia del trabajo en red, la variedad de soportes que pueden utilizarse… han cambiado y seguirán cambiando las perspectivas de las bibliotecas, su forma de trabajar, la organización de los servicios. De aquellas bibliotecas inalterables y silenciosas, que iban creciendo pesadamente a medida que se adquirían nuevos libros, y cuyo único problema era aumentar el número de estantes y procurar que los fondos más antiguos no se deterioraran y estuvieran correctamente catalogados, hemos pasado a unos centros multimedia en los que no importa el soporte (vídeo, información libre, papel) y lo que se valora es que la información esté actualizada, que interese al mayor número posible de personas y que contribuya a dar mejores oportunidades a quienes no disponen de muchos medios para su información y recreo.

 

La biblioteca pública está uniendo a su misión tradicional de fomentar la lectura, la de abrir las puertas de la información a un público muy amplio y esta doble o triple finalidad es un reto importante que las bibliotecas del S.XXI deben asumir.

 

En la provincia de Barcelona, en los últimos diez o doce años se ha dado un paso de gigante en este sentido: se está invirtiendo en la construcción de nuevos edificios para bibliotecas (según las poblaciones entre 500m2 y 3.000m2), se están informatizando todas las bibliotecas de la Red, de manera que a finales de este año incluso las bibliotecas pequeñas estarán conectadas al programa informático común y dispondrán de Internet.

 

Paralelamente se ha dotado de audiovisuales a todas las bibliotecas inauguradas en los últimos 10 años y se han ampliado considerablemente los fondos bibliográficos y documentales, haciendo un expurgo (libri scartati) de todas aquellas obras que ya no tenían interés para los ciudadanos. Nuestra misión no es conservar sino difundir y para ello es preciso que la colección responda a las necesidades de hoy.  Sólo las obras de colección local y algunos fondos especiales por su interés respecto al municipio, son conservadas por las bibliotecas.

 

Estas nuevas bibliotecas requieren también un nuevo espíritu por parte de los bibliotecarios y técnicos que las gestionan, así como un nuevo planteamiento por parte de los responsables de las políticas municipales y regionales que deben implicarse a fondo tanto económicamente como en la planificación de estos nuevos espacios multimedia al servicio de su comunidad.

 

 

 

 

 

El aporte de la Diputación de Barcelona

 

Para entender nuestro proceso de cambio hay que tener en cuenta el aporte que presta la Diputación a los municipios, ya que su misión es ayudar a estos en aquellos aspectos que son competencia de los ayuntamientos, como es el caso de las bibliotecas públicas.

 

Actualmente la Diputación de Barcelona colabora en el mantenimiento y organización de 143 bibliotecas y 8 bibliobuses, que trabajan en red y disponen de una misma base de datos formando un catálogo colectivo de 3.768.000 volúmenes, accesible desde cualquier biblioteca de la Red. Además de la compra y catalogación conjunta de los documentos, el Servicio de Bibliotecas de la Diputación (centro asesor y de soporte) también se ocupa de la planificación y mejora de los servicios bibliotecarios, de la formación permanente del personal técnico y del mantenimiento del servicio informático que ayuda y mantiene todo el sistema.

 

Los municipios que quieren construir una biblioteca o mejorar la que ya poseen, firman un convenio con la Diputación en el que ambas partes se comprometen a ocuparse de la biblioteca, manteniendo y mejorando sus servicios, según un reparto de responsabilidades previamente establecido: el ayuntamiento se ocupa del edificio y su mantenimiento, de una parte del personal y colabora en la adquisición de libros; la Diputación se responsabiliza de comprar la colección bibliográfica y documental básica, así como del crecimiento anual de estos fondos que además procesa técnicamente (catalogación). Mantiene el sistema informático y adquiere los ordenadores de la biblioteca, tanto los que se usan para consultar los catálogos, como los de Internet que están gratuitamente al alcance de los usuarios de la biblioteca. También paga una parte del personal técnico (bibliotecarios).

 

 

 

Como valoramos los número en las biblioteca

 

Evidentemente realizamos estadísticas que afortunadamente extraemos, en su mayoría, directamente del programa informático.

Los principales indicadores son:

 

Número de visitantes (personas que consultan documentos pero no utilizan el préstamo)

Número de usuarios del préstamo

Número de documentos prestados (libros y audiovisuales)

Costes del servicios (datos económicos)

Número de días de servicio al año

Tipo de biblioteca: central urbana o comarcal, biblioteca según el número de habitantes.

 

 

 

A partir de estos datos básicos cruzamos las cifras: número de usuarios por dia, número de préstamos por día, usuarios de préstamo por habitante, coste del servicio por usuario, coste por habitante…

 

Pero hay otros aspectos que son difícil de evaluar, como:

 

La satisfacción de los usuarios por el servicio recibido (tendría que hacerse por medio de encuestas)

La idoneidad de la oferta de la biblioteca ante las necesidades del municipio

El trabajo realizado con los sectores menos favorecidos de la población (personas en paro, inmigrantes…)

El papel de la biblioteca con el conjunto de entidades culturales y educativas ciudadanas (cooperación, trabajo en red)

La oferta innovadora de la biblioteca como introductora de nuevas tecnologías

El papel de la biblioteca como promotora de la lectura y como ayuda al aprendizaje

La biblioteca como espacio de socialización y encuentro

 

Se trata de otro tipo de valores que en algunos casos no quedan reflejados en las estadísticas pero que muchas veces son los más apreciados por los ciudadanos.

 

 

 

 

 

La Biblioteca Can Pedrals de Granollers: una biblioteca parecida a Cologno Monzese

 

 

He escogido esta biblioteca porqué sirve a una población de 51.925 habitantes, está situada en un municipio a 30 Km. de Barcelona, muy bien comunicada por tren y autopista. No se trata de un barrio periférico de Barcelona, sino de una población que tiene centralidad ante las poblaciones de su entorno. La Biblioteca tiene 1.290 m2, una colección de 50.206 documentos (Diciembre 2000) y a pesar de que el edificio actual fue transformado en biblioteca el año 1995, también ha quedado pequeña para las necesidades actuales de la población según nuestras propias normativas.

 

La Biblioteca abre sus puertas 32 horas por semana y las estadísticas de uso del año 2000 son las siguientes:

 

Visitantes…………….. ……  186.033

 

Usuarios préstamo….. ……    37.861

Menores de 14 años.. …     4.437

A partir de 14 años……     33.424

Nuevos carnets……….        1.888

Total carnets………….      18.776

 

 

Usuarios de Internet….. …      4.627

 

Documentos prestados….     95.951

Libros adultos…………      46.721

Libros infantiles………       12.276

CDS……………….. …       20.924

Vídeos………………..          4.890

Documentos electrónicos    1.803

Ejemplares revistas….         9.337

 

Préstamos interbibliotecario         837

 

Personal: 3 bibliotecarios, 4 técnicos auxiliares y 2 subalternos

 

 

Costes anuales

 

Diputación de Barcelona………..    36.278.154

Ayuntamiento de Granollers……    33.154.844

Otros………………………………         881.144

                                                     -----------------

         Total…………………   70.314.142 ptas.       422.596’50 euros

 

 

 

Otros datos

 

El 20% de las personas que entran en la Biblioteca utilizan el servicio de préstamo

 

Préstamo:      61% libros

                            22% CDS

                             6% vídeos

 

 

Temas más leídos:   novelas…………………………..      8.505

                                       Ciencias aplicadas (tecnología)    7.125          

                                       Arte……………………………….   5.850

                                       Cuentos infantiles………………   5.445

                                       Ciencias sociales……………….   5.315

                                       Literatura…………………………  3.731

 

No tenemos la proporción de lectores hombres/mujeres, pero de una encuesta realizada en el conjunto de bibliotecas de la Red nos consta que el 60% de los usuarios activos son mujeres y el 40% hombres.

 

 

 

 

 

Conclusiones

 

En conjunto estamos hablando de una biblioteca con unos datos estadísticos bastante parecidos a la Biblioteca de Cologno Monzese. Para nosotros la Biblioteca de Granollers es una biblioteca con un rendimiento alto que destaca entre la media de las bibliotecas de su grupo (ciudades entre 50.000 y 75.000 habitantes). Pero además de sus estadísticas positivas la Biblioteca destaca por su arraigo en la población, porque es un punto de referencia de la actividad cultural del municipio, porque los ciudadanos están satisfechos con los servicios que la biblioteca les ofrece y porque el ayuntamiento considera a la biblioteca como un importante equipamiento de la ciudad. Y estos son los valores añadidos que no siempre se reflejan en las estadísticas, de los que también nos sentimos orgullosos.

 

 

 

Núria Ventura

 

Barcelona, 27 de octubre del 2001

 

 


    Biblioteca Civica Cologno Monzese pagina a cura di  Luciana Cumino    
redatta il 05/12/2001

 ultima revisione
09/09/2002

  © Comune di Cologno Monzese (MI)

URL di questa pagina:
http://www.biblioteca.colognomonzese.mi.it/iniziative/2001/Lavorare-ai-margini/Ventura-es.htm